¿Qué es el tenis de mesa?

Juego que se practica sobre una mesa por dos o cuatro jugadores que usan una pequeña raqueta o pala y una pelotita ligera de celuloide.

La mesa mide 2,74 mts. por 1,52 mts., con la superficie superior a una altura de 76 cms. del suelo. La mesa está dividida en dos pistas separadas por una red de 15,24 cms. de altura y una raya blanca que va por el centro de la mesa desde un extremo al otro y que se usa en los partidos de dobles. La superficie de una mesa estándar está hecha de cinco capas de madera, de manera que la elasticidad de la misma permita que cuando se suelta una pelota desde una altura de 30,5 cms., su rebote alcance una altura entre 22,2 cms. y 24,8 cms. La bola blanca de celuloide es hueca, tiene un diámetro de alrededor de 3,81 cms. y un peso aproximado de 2,5 grs. Las raquetas pueden tener cualquier forma pero suelen ser ovaladas, están hechas de madera y las superficies de sus caras son de goma o esponja lisa o rugosa.


Tenis de mesa: El juego

Igual que en el tenis, aquí se trata de golpear la bola de un campo al otro sobre la red hasta que un jugador falla la bola o la golpea a la red o fuera de la mesa; en cada uno de estos casos el oponente anota un punto. Para realizar bien el servicio, un jugador sujeta la bola en la palma de su mano, la impulsa hacia arriba en el aire y la golpea al bajar, debiendo botar la bola primero en la zona de la mesa del que sirve; después el juego continúa como en tenis excepto que la bola debe botar en la mesa antes de ser devuelta por un jugador.

Cuando un servicio golpea la red pero bota en el campo contrario se llama let y no vale la jugada. Un jugador sirve hasta que se han anotado cinco puntos, después de lo cual el contrario sirve durante los siguientes cinco puntos. Un juego se gana por el primer jugador que consiga 21 puntos. Si el juego se empata a 20 puntos, el servicio cambia cada punto hasta que un jugador consiga una ventaja de dos puntos, ganando así el juego. Los jugadores cambian de lado después de cada juego (y también cuando un jugador alcance 10 puntos en el juego decisivo del partido). Las bolas que toquen la red o los bordes de la mesa son válidas. Cuando en opinión del árbitro una bola toca un lado pero no un borde de la mesa el jugador que efectuó el golpe pierde el punto.


El juego de parejas difiere del de individuales en los siguientes puntos: el servicio debe realizarse desde el lado derecho del que saca hacia el lado derecho de los oponentes; cada jugador debe golpear o devolver la bola de forma alternativa con su pareja; cada jugador recibe cinco servicios y, cuando los oponentes cambian sus posiciones, sirve durante cinco puntos. La devolución que un jugador realiza sobre el golpe de un determinado oponente debe de ser alterada después de cada juego o después de que una de las parejas alcance 10 puntos en el juego decisivo del partido.