¿Qué es el squash?



Juego de pista cubierta para dos o cuatro jugadores, practicado con una raqueta y una bola. La pista es un área cerrada con cuatro paredes lisas que suelen estar pintadas de blanco, el suelo es de planchas de madera dura situadas de forma paralela a las paredes laterales. La línea de falta es de cinco centímetros de ancho y está pintada de rojo, al igual que las demás marcas de la pista. La longitud de la raqueta no puede exceder de 68,5 cms.; la cabeza es redondeada y no debe pasar de 21,5 cms. de largo o 18,4 cms. de ancho. La bola suele ser de goma, negra y con un diámetro de 39,5 a 41,5 mms. Su peso debe estar entre los 23,3 y 24,6 gramos.

El juego comienza con un servicio desde la zona de servir a la mitad opuesta de la pista y se ejecuta con una volea. A partir de entonces el objetivo es golpear la bola, de volea o al primer bote, intentando que rebote en la pared frontal por encima de una banda metálica, bien a la primera o después de rebotar en otra pared, de forma que el oponente sea incapaz de devolverla de manera correcta.

Cada jugador golpea la bola alternativamente y ésta no debe botar en el suelo antes de tocar la pared frontal, ni salirse de la pista. De acuerdo con las reglas de la Federación Internacional de Squash, sólo el jugador que saca puede ganar puntos, el oponente debe ganar un juego para tener derecho a servir. Los juegos son a 15 puntos (antes a 9) y los partidos a cinco juegos. En Estados Unidos el receptor del servicio también puede ganar puntos y tanto los partidos de individuales como los de parejas son a 15 puntos.


130 años de squash mundial

Por más de 1000 años el hombre ha inventado y disfrutado de una variedad de juegos consistentes en golpear una pelota, ya sea con el puño cerrado o con algún tipo de bate o raqueta. Alrededor del año 1148 los franceses jugaban "le Paume" (la palma de la mano), que luego daría origen al Jeu de Paume, Tenis Real o, si practicas el deporte, simplemente Tenis.

A principios del siglo XIX esta obsesión con las raquetas y pelotas dio origen a una nueva variedad del deporte en un lugar poco usual: la Prisión Fleet de Londres.

Los prisioneros de "la Fleet", en su mayoría deudores, se ejercitaban golpeando una pelota con una raqueta contra alguna de las muchas paredes, empezando así el juego de "Rackets". En 1820 el Raquets, por algún extraño camino, llegó hasta Harrow y otras escuelas inglesas y fue de esta fuente que nació el Squash.

El Squash fue creado alrededor del año 1830 en la Escuela Harrow, cuando sus alumnos descubrieron una pelota pinchada de Rackets, al aplastarse contra la pared con gran impacto, producía un juego con mayor variedad de golpes y requería un mayor esfuerzo físico por parte de los jugadores, quienes simplemente no podían esperar que la pelota volviera rebotando a ellos, como es el caso del Rackets. Esta variante tuvo una aprobación masiva y en el año 1864, mientras que el Squash fue oficialmente declarado como deporte, se construyeron las primeras cuatro canchas de Squash.
Como cualquier otro deporte, el Squash en sus inicios no contaba con ningún tipo de estandarización internacional y era inevitable que sufriera leves variaciones en su forma de juego e indumentaria utilizada. Afortunadamente, sólo se crearon dos caminos en el deporte: uno en Inglaterra, con sus canchas de 21 pies de ancho y pelotas "blandas" y otro en América del Norte con sus canchas de 18,5 pies de ancho y pelotas "duras" y ya que ambas canchas tenían el mismo largo de 32 pies, la universalidad del Squash no se vio en peligro. Observaremos por separado estas dos ramas y también la forma en que el Squash llegó a casi todos los países del mundo.

Sus inicios en Inglaterra

El primer registro referido al Squash, además de aquel del Colegio Harrow, aparece en el libro inglés "La biblioteca del Badminton de Deportes y Pasatiempos", escrito por el Duque de Beaufort en 1890. Eustace Miles, campeón mundial de Tenis y Rackets, escribió el primer libro de Squash en el año 1901, expresando que el deporte era disfrutado por miles de jugadores en varias partes del mundo. Para ese entonces ya existían canchas en colegios y universidades en Inglaterra y en algunos domicilios particulares. El primer Campeonato Mundial de Squash Profesional se llevó a cabo en Inglaterra en 1920, ganándole C.R. Read (Club Queens) a W.B. Johnson (Club RAC).


En 1923 cuando H.A.L. Rudd escribió para la "Revista de Baily", previó que el Rackets perdería muchos jugadores por el Squash, con la llegada del primer Campeonato Inglés para Amateurs, según su opinión, el Squash implicaba transpirar pero no exigía las mismas habilidades del Rackets. La previsión de Rudd fue correcta: El Squash creció rápidamente, dejando atrás a su deporte fundador.


La estructura administrativa del Squash se desarrolló junto con su juego. Las primeras asociaciones nacionales en crearse fueron la Asociación Estadounidense de Squash Rackets en 1907 y la Asociación Canadiense de Squash Rackets en 1911. En Inglaterra el deporte era reglamentado por una subcomisión de la Asociación de Tennis y Rackets, desde 1908, hasta convertirse en la Asociación de Squash Rackets en 1928.


Se eligió como modelo de medida estándar, una cancha construida en el BATH CLUB de Londres a comienzos del siglo 20, con 32 pies por 21 pies o 9,75 metros por 6,4 metros, mucho más chica que la cancha de Rackets que mide 60 pies por 30 pies (18,3 metros por 9,1 metros). Las dimensiones británicas se propusieron en 1911, pero se ratificaron recién en 1923.


Se utilizó de manera universal el sistema de puntaje "point a rally" a 15 hasta que en 1926 se introdujo en América del Norte el sistema actual "hand in - hand out" a 9 puntos. De todos modos, el juego americano con pelota dura se continuó jugando a 15 puntos y se adoptó este sistema para el circuito profesional masculino de 1991 a fin de acortar los partidos.

El Squash en América

El Squash ya se jugaba en Canadá antes de 1882, y fue entonces que el director del colegio St. Paul's de Concord, New Hampshire, USA, James P. Conover, vio como se jugaba en Montreal. Le pareció que sería un deporte ideal para sus alumnos y en noviembre de 1882 escribió al respecto en la revista escolar: "Es la experiencia universal, que por salud y por una mayor perfección en el juego, el hombre promedio debería jugar una pelota por día."


Así, continuó describiendo el nuevo complejo de Squash y sus canchas de 21 pies de ancho, comparándolo favorablemente con el Rackets.


"Este edificio cubrirá una superficie de 50 por 60 pies, con una altura de aproximadamente 70 pies. La pelota utilizada en estas canchas es del tamaño de una nuez, de goma y hueca, con un agujero para evitar que se rompa. La cancha de Squash, por muchos motivos, se recomienda por sí sola al club: son muy usadas en colegios públicos de Inglaterra, el costo de construcción es mucho menor, se rompen menos raquetas y pelotas, son menores las lesiones en cabezas, codos y rodillas, no existe el peligro de ser golpeado por la pelota (bastante importante en jugadores jóvenes), y por todo lo demás el juego es el mismo y produce jugadores igualmente buenos."


Aunque la pelota blanda o internacional era mucho más dura que la actual y rebotaba mucho más, no era lo ideal para usar en las frías canchas de Concord, donde la temperatura solía estar por debajo del punto de congelamiento. Se creó una pelota de goma más dura que se adaptaba mejor a canchas un poco más angostas, llevando así a canchas de 18,5 pies a 19 pies y otros anchos experimentales. Recién en 1924 se reglamentaron las especificaciones de las canchas, y se decidió un ancho de 18,5 pies y una "chapa" de 17 pulgadas en lugar de la de 19 pulgadas usada para pelota blanda.
En 1929, la U.S.S.R.A. ya vendía planos oficiales de canchas y este juego de pelota dura crecía de manera más controlada.

Hasta mediados de los 80, la única modalidad de Squash jugada en los EEUU era la de pelota dura con canchas de 18,5 pies de ancho, pero su exposición al juego "internacional" crecía y resultó en la construcción de algunas canchas de 21 pies de ancho y el uso de la pelota internacional (blanda) en ambos tipos de cancha. Además, la A.E.U.S.R. aceptó las canchas de 20 pies de ancho para el juego internacional, debido a la gran cantidad de canchas de Raquetball que se transformaban en canchas de Squash. A principios de los 90 y en muy poco tiempo, el Squash de los EEUU dejó de ser un juego de pelota "dura" para convertirse en un juego de pelota "blanda".


Aún hoy existen discusiones acerca de por qué ocurrió este cambio, y tan rápidamente, pero sin dudas una nueva generación de jugadores en todo el mundo se ha enamorado de este Squash internacional, prefiriéndolo a las destrezas exigidas por el juego de pelota dura.


El jugador norteamericano también fue el primero en apreciar las virtudes de los partidos de dobles en el Squash, utilizando una pelota dura en canchas de 45 por 25 pies. En 1993 se llevaron a cabo los primeros Campeonatos Nacionales de Dobles y continúan prosperando.

Australia, Alemania y otros países

El Squash creció rápidamente en sus inicios y en cualquier región donde estuviesen las fuerzas británicas. Sudáfrica, India, Pakistán, Egipto, Australia, Nueva Zelanda y muchos otros países aprendieron el Squash con los militares, adoptándolo muy pronto como propio.

A pesar de haberse establecido las primeras canchas de Squash en Australia en 1913, en el club Melbourne en Victoria, no existió una asociación oficial de Squash hasta 1934, aunque los principales jugadores se habían relacionado con torneos de clubes. La primer cancha de Nueva Gales del Sur fue construida luego de la Primer Guerra Mundial, por Mr. Bjelke-Petersen, tío del primer ministro de Queensland, Sir Joe Bjelke-Petersen. La Asociación de Squash Rackets de Nueva Gales del Sur se formó en 1937 y la primera competición en Sydney comenzó en julio de 1939.

Fue en la década del 60 que el Squash realmente comenzó a despegar en Australia. El deporte contó con un mayor desarrollo comercial y se construyeron centros públicos de Squash en todo el país, atrayendo una mayor audiencia al deporte.

En Alemania el Squash nació dos veces. Su primera cuna fue en Berlín en 1930 cuando el Dr. Ernest Von Siemens, a cargo del departamento tecnológico de la compañía de electrónica que lleva su nombre, construyó las primeras cuatro canchas y comenzó con actividades regulares con el personal de su compañía y hasta con competencias internacionales en la "Wall-Play-Halls". Más tarde se construirían más canchas, pero durante la guerra serían utilizadas con otros propósitos y fue recién en 1978 que las canchas Siemens serían usadas nuevamente por el Wallball Game Club de Berlín.


La iniciativa de hacer renacer el Squash provino de Christhof Viscount Vitzthum, quien descubrió el deporte en Australia, escuchó por casualidad acerca de las canchas de Siemens y comenzó a promocionar el Squash, volviendo a darle uso a las canchas. Hubo un comienzo anterior a este, cuando un comerciante de Hamburgo, Henning Harders, construyó tres canchas contagiado por el virus del Squash Australiano y fue un grupo de jugadores de Hamburgo quienes fundaron la Asociación Alemana de Squash Rackets en 1973, enviando un equipo a participar del Campeonato Europeo por Equipos en Estocolmo en el año 1974.


Luego de dos años de fundada la Asociación Alemana de Squash Rackets se llevaron a cabo los primeros Campeonatos Nacionales y en pocos años habría más de 6000 canchas y dos millones de jugadores en todo el país (el mayor crecimiento del Squash que se haya dado en el mundo).

Muchos otros países experimentan un enorme crecimiento del Squash, comenzando lentamente a comienzos de este siglo, logrando un impulso en los últimos 30 años. En cada país, la historia es básicamente la misma. Un grupo de entusiastas comienza a jugar y promocionar el deporte, el cual - por sus cualidades de ejercicio intenso- creció rápidamente y se convirtió en el principal deporte de esas tierras. Esta fórmula que hizo crecer al Squash por tradición.

Extracto de la nota "130 years of world squash" escrita por Ted Wallbutton