Impotencia sexual masculina

¿QUÉ ES?

La incapacidad para obtener o mantener una erección adecuada.
No es necesariamente síntoma de envejecimiento, ni éste conlleva la impotencia.

CAUSAS

Psicológicas:


Sentimiento de culpabilidad.
Relacion pobre con la pareja.
Depresión, ansiedad o estrés.
Físicas:

Arterioesclerosis.
Algunas medicaciones antihipertensivas.
Diabetes Mellitus.
Sífilis.
Esclerosis múltiple o lesiones de médula espinal.
Desórdenes endocrinos de pituitaria, tiroides o glándulas suprarrenales.
Alcoholismo.
Adicción a drogas, hipnóticos, sedantes o alucinógenos.

SINTOMAS

Incapacidad de obtener una erección.
Incapacidad de mantener la erección durante el coito (demasiado breve, demasiado floja).

FACTORES DE RIESGO

Padecer alguna de las enfermedades descritas en Causas físicas.
O haber sufrido enfermedades recientes.
Cirugía reciente sobre todo de próstata.

PREVENCION

Mantener buena comunicación con la pareja.
No tomar alcohol ni café.
Alimentación balanceada y ejercicio físico moderado.

DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO

Diagnóstico

Tras el diagnóstico, se pueden realizar pruebas médicas para detectar los desórdenes subyacentes.
Medición de la capacidad eréctil nocturna.

Medidas Generales

Cambio en la medicación que esté tomando.

Medicación

Existen inyecciones en el pene que mejoran la situación.
Actualmente la aparición de un potente vasodilatador (VIAGRA) posibilitará el tratamiento de muchos casos de impotencia relacionada con problemas vasculares.
Dicha medicación debe tomarse bajo estricta supervision médica.
También existen técnicas de implantación de prótesis (mecanismos artificiales) hinchables o fijos.

POSIBLES COMPLICACIONES

Depresion y falta de autoestima.
Problemas de pareja.

PRONOSTICO

Con la aparicion de VIAGRA, la solución de la impotencia debida a problemas vasculares será mucho más fácil.
Sin embargo, las de origen psicológico, deberán tratarse durante largo tiempo.


Incontinencia urinaria

¿QUÉ ES?

Pérdida involuntaria de orina.
Suele suceder cuando existe un aumento de la presión abdominal como al toser, estornudar, etc.
Por motivos anatómicos es muy común en las mujeres postmenopáusicas.

CAUSAS

Pérdida de sostén pélvico para la vejiga urinaria por envejecimiento, parto y cirugía.
Daño en los esfínteres que controlan la orina micción, por traumatismos o enfermedades.
Infecciones.
Daños en los nervios que dan el tono para los esfínteres, como esclerosis múltiple, polio, diabetes mellitus y enfermedades neurológicas con afectación medular.

SINTOMAS

Cuando el paciente tose, se ríe, estornuda o hace el más mínimo esfuerzo abdominal, se producen escapes de orina.
Problemas de relación social (detraimiento, rechazo de actos sociales, encerrarse en casa, ...) debidos a este padecimiento, que se suele ocultar.

FACTORES DE RIESGO

Sexo femenino.
Multiparidad (muchos partos), sobre todo si han sido traumáticos.
Edad superior a 60 años.
Obesidad.
Tos crónica.
Cirugía o radiacion en la zona pélvica.
Diabetes mellitus.


PREVENCION

Dieta equiibrada, con ingesta de líquidos no superior a los 2 litros.
Ritmo miccional adecuado: orinar a intervalos no superiores a las 3 horas.
No tomar alcohol ni excitantes.
Ejercicio físico para la musculatura abdominal y fortalecer la musculatura pelviana, al menos cinco veces al día.

DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO

Diagnóstico
El diagnóstico es sencillo.
A veces hay que vencer la resistencia del paciente a reconocer que sufre incontinencia urinaria, pudiendo pasar inadvertido el problema hasta que se descubre por una depresión.

Tratamiento
Aprender a controlar la musculatura vaginal y uretral, mediente un programa de ejercicios como, por ejemplo, el descrito por el Dr.Kegel.
Medicación.
Estimulación eléctrica.
Corrección quirúrgica.
Como último recurso pueden emplearse pañales.

Medicación
Estrógenos.
Agonistas alfa adrenérgicos.
Anticolinérgicos.
E incluso antidepresivos.

POSIBLES COMPLICACIONES

Infecciones por falta de higiene.
Depresión por la imposibilidad de controlar la enfermedad.

PRONOSTICO

Siguiendo las terapias adecuadas los pacientes pueden llevar una vida casi normal, controlando la incontinencia.
De todas formas, y dependiendo de la causa, suele ser un problema permanente.


Infarto de miocardio

¿QUÉ ES?

Es la muerte del músculo cardiaco por falta de sangre para alimentarse.

CAUSAS

El corazón es un músculo hueco, responsable de bombear la sangre por todo el cuerpo.
En la sangre van disueltos el oxígeno y los nutrientes que circulando por arterias llegan a las células. Éstas se deshacen de los residuos, que si se acumulan son tóxicos, y por las venas vuelven al corazón.
Para que la sangre circule, el corazón se contrae unas 70 veces por minuto, aumentando el número de contracciones si aumentan las necesidades metabólicas. Así trabaja el corazón, sin descanso, durante toda la vida.

El corazón, formado por células, también necesita nutrientes y oxígeno que no puede recoger de su interior. A él llegan a través de unas arterias llamadas coronarias que repartirán la sangre por todo el músculo cardíaco.
Como todas, estas arterias se dividen en su interior hasta ser microscópicas (capilares). Aquí la sangre circula lentamente y las células pueden recoger el oxígeno y los nutrientes y dejar las sustancias de desecho.

Si las arterias coronarias se endurecen y pierden flexibilidad, sufren una arterioesclerosis. Además, su pared se engruesa obstruyéndose su luz: son las placas de ateroma.

Cuando la obstrucción es grande, el corazón en reposo puede recibir aún suficiente sangre, pero al necesitar con el ejercicio mayor cantidad de ésta, no puede llegarle suficiente sangre.

Aparece así una isquemia, que se manifiesta como un dolor, opresivo, en la mitad izquierda del tórax y que puede extenderse hasta el cuello, la mandíbula y el brazo izquierdo. El paciente presenta además malestar, sudoración y a veces náuseas y vómitos: es la angina de pecho.Suele manifestarse al realizar un ejercicio, tras una comida copiosa, al pasar de un lugar caluroso a uno frío, durante el coito y en general, al exigir al corazón un esfuerzo especial.

Cuando se obstruye totalmente la arteria, bien porque haya crecido la placa de ateroma, o bien porque se haya formado un trombo, aparece el mismo dolor de la angina, pero esta v

SINTOMAS

Dolor de características opresivas sobre el costado izquierdo, que puede extenderse hacia la mandíbula y el brazo izquierdos.
Sensación de muerte inminente.
Sudoración.
Angustia.
Náuseas.

FACTORES DE RIESGO

Edad superior a 40 años.
Historia familiar de aterosclerosis y/o infartos de miocardio.
Diabetes Mellitus.
Obesidad.
Tabaquismo y consumo de estimulantes y cocaína.
Vida sedentaria.
Alteraciones en las grasas sanguíneas (Hipercolesterolemia).
Enfermedades cardiacas que producen exceso de desarrollo del músculo cardiaco (Hipertrofia).
Sexo masculino.
Menopausia.

PREVENCION

Aún cuando cada día existen nuevos y mejores tratamientos, la prevención se revela como el arma más importante.

Para ello, debemos evitar la formación de placas de ateroma, ya que existen ciertos hábitos y enfermedades que contribuyen a su desarrollo. Por ello:

Deje de fumar.
Si es obeso, adelgace.
Haga ejercicio regularmente.
Procure no abusar de las grasas, sobre todo animales.
Si es diabético, hipertenso o tiene alto el colesterol, consulte con su médico y contrólese regularmente aún cuando se encuentre bien.
Por último destacar que las hormonas femeninas protegen a la mujer del infarto antes de la menopausia. Y puede que después; si hacen un tratamiento hormonal sustitutivo.
En el hombre mayor de 40 años, la toma de media aspirina diaria parece reducir el riesgo.

DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO

Diagnóstico

El diagnóstico se basa en la sintomatología y en el electrocardiograma.
Tratamiento

El tratamiento del ataque agudo debe ser realizado por el médico, en el hospital.
La rapidez en iniciar el tratamiento adecuado es VITAL.

Una vez superado el ataque agudo:

Ejercicio suave pero diario.
Dieta balanceada, exenta de grasas y en cantidades moderadas.
Deje de fumar y de beber alcohol.
Evitar el estrés y las tensiones.
Puede llevar una vida sexual activa sin cansarse (consulte con su médico).
A veces es necesario, para evitar la repetición del infarto, la realización de intervenciones invasivas, desde la reapertura del vaso colapsado mediante un tubo insertado por el brazo o la ingle (angioplastia coronaria) hasta la operación para puentear los trozos obstruidos de los vasos coronarios ("by-pass" coronario).
Medicación

En caso de ataque agudo:
Si ya ha sufrido ataques previamente de angina de pecho, tome la medicación que le hayan recetado para dichas circunstancias (usualmente un "spray" para la boca o una pastilla para poner debajo de la lengua).

Antes de acudir al médico, tome una aspirina.

POSIBLES COMPLICACIONES

En las primeras horas del infarto, el mayor riesgo es que el corazón empiece a latir de manera desordenada y poco eficaz (no llegando la sangre al organismo) y que se pare después provocando la muerte.

Aún superada esta fase y en los días siguientes, el corazón puede no ser capaz de bombear suficiente sangre o puede incluso llegar a romperse.

Si se superan estas dos fases, no hay que olvidar que un 15% de los pacientes ingresados por infarto se mueren en el hospital.

El riesgo dependerá del tamaño de la lesión y de su localización:

Si es pequeña o está en una zona poco importante, el corazón puede seguir funcionando como antes.
Pero si es grande o afecta a zonas importantes, entonces enviará menos sangre; produciendo cansancio y una insuficiencia cardiaca crónica que produce encharcamiento de los pulmones (edema pulmonar) y acumulación de líquidos en las piernas (edema).
Si afecta a la base o inserciones de una válvula cardiaca, puede hacer que funcione mal.
Si afecta al tejido que conduce las señales para su funcionamento, puede provocar arritmias o bloqueos del corazón (late más lento de lo que necesita el cuerpo).
Si afecta al tabique que separa las cavidades cardiacas producirá falta de aire y cansancio importantes.

PRONOSTICO

El pronóstico es muy variable, dependiendo de la cantidad de músculo cardiaco afectada.
Un Infarto de Miocardio presupone un seguimiento estricto de las indicaciones médicas durante el resto de la vida.


Insolación

¿QUÉ ES?

Enfermedad causada por la exposición prolongada a temperaturas altas, ingestión limitada de líquidos o fallo de los mecanismos del cerebro reguladores de la temperatura.
Es más frecuente en las personas mayores.

CAUSAS

Fallo de los mecanismos corporales reguladores del calor, que induce una acumulación de calor en el cuerpo cuando sube la temperatura exterior.
El fallo puede ser el resultado de:

Efectos generales del envejecimiento.
Alcoholismo.
Enfermedad crónica.
Diabetes.
Afección de los vasos sanguíneos.

SINTOMAS

Mareo súbito, debilidad, desfallecimiento y dolor de cabeza.
Piel caliente y seca.
Ausencia de transpiración.
Temperatura corporal alta.
Pulso rápido.
Calambres musculares.


FACTORES DE RIESGO

Edad superior a 60 años.
Problemas para la transpiración (sudoración).
Tiempo caliente y húmedo.
Trabajo en ambientes caldeados.
Permanencia excesiva al sol.

PREVENCION

Lleve ropa ligera y ancha durante el tiempo caluroso.
Si se acalora excesivamente, aumente la ventilación.
Abra una ventana, use un abanico, ventilador o el aire acondicionado.
Ello facilita la evaporación del sudor, lo que refresca el cuerpo.

DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO

Diagnóstico
Historial médico y reconocimiento físico por un médico.
Análisis de sangre y de orina para medir los niveles de electrolitos.

Tratamiento
Tratamiento médico.
Hospitalización para reducir la temperatura corporal y efectuar una renovación de fluidos por vía intravenosa.

Medidas Generales

Si alguien con síntomas tiene mucho calor y NO SUDA:
Refresque rápidamente al afectado.
Use un baño con agua tibia o fresca (demasiado fría no es eficaz) o envuélvalo en sábanas empapadas.
Llévele al hospital más cercano. ¡Es una emergencia!
Medicación

Tras el tratamiento inicial en el hospital, no suele ser necesaria.
Actividad

Se puede reanudar en cuanto mejoran los síntomas.
Dieta

No hay dieta especial.
Avise a su médico si:

Tiene síntomas de insolación, o los observa en alguna otra persona.
Estos procesos pueden ser graves o fatales.
¡Es una emergencia!


POSIBLES COMPLICACIONES

Shock.
Daño cerebral causado por una alta y prolongada temperatura corporal (41ºC o más).

PRONOSTICO

El tratamiento precóz suele proporcionar una recuperación total en 1 o 2 días.


Insomnio

¿QUÉ ES?

Dificultad en conciliar el sueño o alteraciones en las fases del mismo, dando como consecuencia el cansancio cuando uno se levanta.
Normalmente, según se avanza en edad se necesita menos tiempo de sueño para que éste sea reparador; en general a un adulto de 40 años le bastan con unas seis o siete horas de sueño normal.
Puede aparecer en todas las edades, pero fundamentalmente en la vejez.

CAUSAS

Ansiedad causada por el estrés.
Depresión.
Hiperactividad de la glándula tiroides.
Ruidos nocturnos (incluido el roncar de la pareja).
Alergias.
Problemas cardíacos o pulmonares que causan cortes de respiración cuando se duerme boca abajo.
Afectaciones dolorosas, como la artritis.
Problemas urinarios o gastrointestinales que obligan a levantarse con frecuencia durante la noche.
Consumo de sustancias estimulantes, como café, té o colas.
Uso de medicamentos como amfetaminas, corticoides o descongestionantes.
Trabajo a turnos.
Nuevo domicilio.
Falta de ejercicio físico.
Al regreso de un viaje transatlántico.
Alcoholismo.
Abuso de medicaciones, incluidas las que inducen el sueño.
Patologías específicas del sueño, como la apnea del sueño (se deja de respirar al dormirse, por lo que uno se despierta) o el síndrome de piernas inquietas.

SINTOMAS

Sueño corto o superficial después de estar cansado.
Sueño normal en las primeras horas y despertar con sobresaltos que impiden nueva conciliación del sueño.
Períodos de no dormir alternando con períodos de dormir mucho.
Modificaciones en los ritmos día-noche.

FACTORES DE RIESGO

Estrés.
Obesidad.
Tabaquismo.
Ingesta excesiva de alcohol.

PREVENCION

Evitar los factores de riesgo descritos anteriormente.

DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO

Diagnóstico

La base del diagnóstico es el levantarse cansado.
Medidas Generales

Aprender técnicas de relajación.
Consultar al médico.
Evitar estimulantes, varias horas antes de irse a la cama.
Tomar un baño caliente antes de acostarse.
Escuchar música relajante.
No acostarse inmediatamente después de haber cenado.
Meterse en la cama para dormir. Evitar leer o conversar en ella.
Aislar la habitación de ruidos adyacentes.

Medicación
Fármacos que inducen el sueño, pueden tomarse por cortos períodos de tiempo y siempre bajo vigilancia médica.
No tomar medicaciones recomendadas por amigos.

Actividad
Ejercicio regular para crear un nivel moderado de cansancio físico.

POSIBLES COMPLICACIONES

El insomnio mal tratado, puede convertirse en crónico.
Somnolencia durante el día que puede afectar a la vida cotidiana.

PRONOSTICO

Si se controlan los signos y síntomas, puede ser eliminado.


Intoxicaciones por ingestión o inhalación

¿QUÉ ES?

El contacto de una sustancia potencialmente dañina con nuestro organismo produce una intoxicación.
Puede penetrar por ingestión (comiéndola), por inhalación (respirándola), por contacto (a través de la piel) o por inyección (jeringas, mordeduras, picaduras o pinchazos).

CAUSAS

Descontando las contadas ocasiones en las que la intoxicación se produce de manera voluntaria, con intenciones suicidas, generalmente tiene lugar de forma accidental en el hogar o el trabajo.
Los niños son los que las sufren con más frecuencia, ya unen su inconsciencia ante el peligro con su curiosidad natural, aunque generalmente sea culpa nuestra, por dejar a su alcance todo un arsenal de productos potencialmente peligrosos; las medicinas en un cajón a su alcance; los productos de limpieza en los bajos de la cocina; e incluso los más precavidos, que guardan celosamente estos productos bajo llave, luego dejan un recipiente con ropa a remojo en lejía al alcance de los niños.
Si a esto le sumamos que muchos productos de limpieza se presentan en envases atractivos, resulta que casi un 70% de las intoxicaciones se producen en niños menores de 14 años.
A pesar de ello, la mayoría de las intoxicaciones no revisten gravedad y un 75% de las ingestiones de productos tóxicos no dejan secuelas si se actúa adecuadamente.

SINTOMAS

Muy variables, según el tóxico y la vía de administración.

Generalizando, la mayoría producen irritación en el lugar por donde han entrado en el cuerpo:
así aquellos ingeridos producen molestias en la boca, garganta y estómago;
los inhalados, tos, picor y dolor de garganta y en el pecho, falta de aire;
los contactados, enrojecimiento, picor y dolor en la zona del cuerpo por donde han entrado, ...

FACTORES DE RIESGO

Principalmente, la tenencia de productos peligrosos en el hogar.
Su número debe restringirse al mínimo imprescindible, substituyéndose cuando sea factible por otros menos tóxicos (P.ej., el amoniaco por otros desengrasantes que no desprendan vapores,...).
En el trabajo, deben respetarse las indicaciones del fabricante, que deben estudiarse y conocerse antes de emplear ningún producto, venga etiquetado como tóxico o no.
Los productos peligrosos en envases atrayentes y sin tapones de seguridad.

PREVENCION

Debemos convertir nuestros hogares en lugares seguros; para ello, basta con acostumbrarnos a unas sencillas normas para usar y guardar estos productos, además de las ya mencionadas:

Lea atentamente y respete las instrucciones de uso o precaución impresas en el envase, o cualquier otra información adicional (folletos de instrucciones, ...) proporcionada por el fabricante.
No cambie los productos de su envase original.
Si tiene que preparar un producto, no use botellas de bebida, ni envases de alimentos.
No mezcle productos de limpieza, ya que pueden desprender gases. Si tiene que traspasar un producto peligroso no lo haga delante de los niños y procure protegerse y manipularlos siempre en un lugar bien aireado.
No los guarda mezclados con productos alimenticios.
No deje las medicinas en cualquier parte una vez empleadas, ni en los cajones de las mesitas de noche.

DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO

Antes de emprender cualquier tipo de acción, pida ayuda. Trate de averiguar la sustancia que ha tomado y en qué cantidad. Mire alrededor, si está inconsciente puede haber algo que le oriente.

Medidas Generales

Como normas generales de actuación INMEDIATA, mientras alguien contacta con el citado Servicio de Información Toxicológica:
Si el producto entra en contacto con los ojos o la piel, lávelo con agua abundante durante al menos 10 minutos. No use jabón, puede facilitar la absorción de determinados tóxicos.
Si han sido ácidos retire además la ropa empapada y al lavar no frote.
Si ha sido por inhalación de gases, póngalo a respirar al aire fresco. Si la habitación todavía tiene el gas, tápese primero la nariz y boca con un pañuelo húmedo.
Si ha sido por ingestión, lave con agua los labios, la boca y la lengua. Si han sido medicamentos, provóquele el vómito (en otros casos puede no ser conveniente).
El resto de medidas depende en gran parte del producto ingerido: así, con detergentes y suavizantes administre 1 cucharada de aceite vegetal y una dieta rica en líquidos preferentemente leche.
En caso de lejías, agua fuerte o amoníaco, no provoque nunca el vómito ya que si la sustancia ha quemado al bajar volverá a hacerlo al subir. Adminístrele agua, leche o un vaso de agua con 2 claras de huevo batidas y procure que lo beba a sorbos.

POSIBLES COMPLICACIONES

Puede provocar la muerte.
El resto de complicaciones depende del tipo de producto y el tiempo que ha tenido para ser absorbido.

PRONOSTICO

Actuando a tiempo suele ser bueno.


Iritis

¿QUÉ ES?

Inflamación de los tejidos que sostienen el iris (el anillo de tejido coloreado alrededor de la pupila del ojo).
Puede confundirse con conjuntivitis.

Edad
Afecta a ambos sexos, sobre todo entre los 20 y 60 años.

CAUSAS

Infección que se extiende al ojo desde otras partes del cuerpo.
Las más comunes incluyen:
Toxoplasmosis.
Tuberculosis.
Histoplasmosis.
Sífilis.
Víricas.
Inflamaciones sin infección, como:
Sarcoidosis.
Herida en el ojo.
Reacciones autoinmunes.
Enfermedad de Reiter.
Síndrome de Behçet.
En muchos casos, desconocidas.

SINTOMAS

Iritis aguda o de aparición repentina:
Dolor ocular severo.
Fotofobia (sensibilidad a la luz).
Enrojecimiento del ojo.
A veces, pupila más pequeña en el ojo afectado.
Lagrimeo.
Visión borrosa.

Iritis de aparición gradual:
Dolor ocular.
Fotofobia.
Manchas flotantes en el campo de visión.
Visión borrosa.

FACTORES DE RIESGO

Artritis reumatoide.
Colitis ulcerosa.

PREVENCION

Para las inflamatorias no hay prevención.
Para las infecciosas, la prevención y tratamiento precoces de la infección correspondiente.

DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO

DIAGNÓSTICO:
Historial y reconocimiento físico por un médico (oftalmólogo).
Análisis de sangre.

TRATAMIENTO:
Médico, preferiblemente por un oftalmólogo.

Medidas generales
Hasta que se haya completado el tratamiento, lleve gafas oscuras, incluso en interiores.

Medicación
Su oftalmólogo puede recetar:

Gotas oculares (midriáticas) que dilatan la pupila y previenen las cicatrices. Es posible que tenga que usarlas durante largo tiempo. Pregunte a su médico cómo ponérselas correctamente.

Drogas orales con corticoides o gotas oculares con estos, para reducir la inflamación. Hable con su médico de los efectos secundarios de las drogas con corticoides.

Actividad
Permanezca en cama hasta que remitan los síntomas (de 1 a 2 semanas).

Dieta
No hay dieta especial.

Avise a su medico si
Experimenta cualquier cambio en la visión.
Aparecen síntomas nuevos inexplicables. Las drogas usadas en este tratamiento pueden producir efectos secundarios.

POSIBLES COMPLICACIONES

Glaucoma.
Cataratas.
Pérdida parcial permanente de la visión.

PRONOSTICO

En general se puede conservar la visión mediante un tratamiento rápido.